Espacio Soler

ESPACIOSOLER.COM

Gilet. “Esplendor en hierba” de La Malaitxa

El pasado día 10 de agosto de 2022 vivimos en el campo de ”La Malaitxa” dos acontecimientos extraordinarios:

Por un lado, el encontrarnos un campo que podemos pregonar se ha transformado en uno de los mejores de la provincia. “La Malaitxa” ha sufrido una remodelación que le hace perfecto para que las autoridades deportivas del municipio no tengan excusa para proseguir con una Escuela de Fútbol que evite la emigración de los jóvenes hacia otros campos de la mancomunidad.

Recordábamos que hace no más de tres años Gilet tenía un campo de tierra, quizás el último que quedaban en la provincia después de que la Fundación Municipal de Deportes de Valencia obligara en el 2017 a desalojar, de forma traumática y desordenada, el campo de tierra regentado honesta y profesionalmente por la Escuela Deportiva Arnau Universal (en el tramo VI del cauce del río Turia).

Podemos decir que, a día de hoy, Gilet cuenta con un campo y unas instalaciones dignas de cualquier equipo de elite. Hasta el sistema de riego ha sido un prodigio de desarrollo que sin duda vamos a tratar de exportar a otro tipo de instalaciones. Desde aquí no podemos menos que dar la enhorabuena a los artífices de este proyecto y les deseamos que puedan disfrutarlo con el mayor número de éxitos. ¡Enhorabuena y seguiremos su evolución!

El otro acontecimiento sorprendente fue el deportivo. Fuimos a presenciar un partido de fútbol 11 entre el equipo de “Veteranos de Gilet”, siguiendo con su preparación para la nueva temporada, y un equipo formado por la agrupación de jóvenes y no tan jóvenes de una de las urbanizaciones de Santo Espíritu, “Los Dalton-Nuevas Dimensiones”. La intención era pretender emular los pasados encuentros deportivos en el Polideportivo de Gilet con motivo de enfrentamientos veraniegos que se realizaban en la población durante los años 90 y que, en su día, dieron origen al equipo de “Los Dalton”, el cual que participaba en todas las modalidades deportivas que se organizaban en torno a las fiestas de Gilet.

Los “Veteranos de Gilet” formaron con: 1 José Manuel, 2 Javi, 3 Andreu, 4 Marcelo, 5 Galarza, 6 Salcedo, 7 Vicente, 8 Raúl, 9 Javi Guedes, 10 Adrián, 11 Salva, 12 Roberto, 13 Dylan, 14 Alex, 15 Franco, 16 Arturo, 17 Fabián, 18 Adrián Lloris, 19 Jordi y 20 Fran.

Entrenador: Juanín

Se mostraron como un equipo bien organizado, sabiendo a lo que tenían que jugar y ensayando jugadas que, por lo menos a quienes veíamos partido desde la banda, nos parecieron perfectamente preparadas.

Por otro lado “Los Dalton-Nuevas Dimensiones”, un equipo de retazos juntado a primeros de enero 2022 para celebrar el Trofeo José Soler, la persona que fuera en su dia alma de la Escuela Arnau Universal de la que muchos de los componentes habian formado parte durante algunos años en su adolescencia.

El equipo en esta ocasión se transformo del formato Fútbol 8 original a Fútbol 11, recibiendo a algunos jugadores que en aquella ocasión no pudieron estar presentes por sus obligaciones escolares y profesionales. El grupo no quiso perder la oportunidad de dar continuidad a lo que en su día se transformó en un eslogan que todavía, 30 años después, se puede leer en algunas zonas del Valle:

“Dalton Campeones,”……… (escrito por los componentes del equipo)

“De mierda”……… (escrito por adversarios, no muy conformes con el mensaje original)

“Pero campeones” ….. (contestado de nuevo por los jugadores de los Dalton)

“Los Dalton” presentaron la siguiente alineación: Álex, Jorge, Jack, Alberto, Gonzalo, Oscar, José Company, Pablo, Raúl, Paco Soriano, Javi, José Llosá, Fernando, Paco Orón, Rubén y Garesito.

Entrenadores. Pepe Illescas y Juan Maceda

Un equipo como decimos, formado desde la ilusión y con el deseo de disfrutar una tarde más del deporte en estado puro, pero sin contar con el ensamblaje de un equipo de fútbol ordenado y cuyo poder descansaba en gran parte en la improvisación y el talento de sus jugadores. Alguno de ellos, como demostraron durante la tarde, realmente geniales.

Baste citar la frase que escuchamos al capitán en la arenga en el vestuario: “Hoy de lo que hay que preocuparse por parecer por lo menos un equipo”. Luego, sobre el césped y en cuanto sonó el silbato, se convirtieron en un sólido bloque donde cada uno tuvo clara cuál era su misión y fueron lo que quería su capitán: Un equipo de fútbol hecho y derecho.

Como decíamos al principio, el partido fue todo un acontecimiento. Hacía mucho tiempo que no disfrutábamos de un encuentro de fútbol jugado con tanta intensidad y deportividad, a pesar de lo que se podría prever por los indicios de rivalidad, y con una calidad en las jugadas que nos sorprendieron muy gratamente.

El partido empezó con el lógico tanteo entre dos equipos que no se conocen, los jugadores del “Gilet” congelaron el balón intentando abrir el bloque defensivo de “Los Dalton” para lanzar en velocidad, y buscando la espalda de los laterales, buscando la penetración en el área con jugadas muy ensayadas.

Los visitantes se fueron rehaciendo de este juego y empezaron a crear situaciones comprometidas para los locales. Los dos medios campos fueron ganando, alternativamente, fases el juego hasta que la genialidad del joven Raúl lo situó delante del portero y colocó la pelota en el fondo de la red. Minuto 25 de partido.

Esta situación desequilibró a los jugadores del Gilet que, a pesar de algunas llegadas y disparos lejanos no muy centrados en la portería, se volvieron a encontrar con un inspirado Raúl quién, a pesar de ser sujetado de forma antideportiva, colocó el 0-2 en el marcador gracias a una estupenda aplicación de la ley de la ventaja por parte del árbitro. Minuto 36.

En el minuto 40 de nuevo Raúl quebró a la defensa y, con mucha suerte para el equipo local, el balón se estrelló en el poste izquierdo librándose de un contundente 0-3. Así se llegó al descanso.

Juanín, entrenador de los Veteranos de Gilet, lo tuvo claro y modificó el esquema dando más protagonismo a Vicente y Franco, que quebraron la muralla formada por los hermanos Company en el centro del campo y desde el inicio fueron verticales hacia la portería de Álex.

Con el partido de nuevo abierto, se prodigaron las jugadas rápidas, sobre todo por el costado derecho, favorecidas por los regates en corto y los pases de Salva que, en beneficio de los defensores no encontraban rematadores.

En el minuto 7, en una carrera desde la medular, Franco se sacó un potente disparo dese la frontal que besó la red por la escuadra. 1-2 y el equipo local lanzado. La defensa de “Los Dalton-Nuevas Dimensiones” se recomponía del cansancio rotando a sus jugadores, pero no lograba atajar el vendaval que suponía la moral adquirida por los pupilos de Juanín.

En el minuto 14 Adrián también encontró el camino, y de otro gran disparo volvía a batir a Álex que nada podría hacer ante el obús que lanzó el centrocampista local.

Esto suponía el 2-2 y el comienzo de un nuevo partido. Lo “giletanos” creyeron en la victoria y se volcaron sobre la meta visitante, quienes una vez descansadas y recompuestas las demarcaciones se quitaron la presión y por velocidad hicieron retroceder a la línea medular blanquiazul.

Una vez más, una combinación Pablo-Raúl y el pase filtrado al espacio para que Javi recogiera la pelota y en un regate orientado colocara con la portería vacía el 2-3 en el marcador. Minuto 24.

El partido se volvió trepidante y ambos equipos pugnaron por hacerse con el balón alternando la posesión, y haciendo que los más resistentes desbordaran a los cansados jugadores de ambos bandos.

Un balón filtrado por Salva al punto de penalti, quedo suelto y Vicente, in extremis, pudo empujar el balón a la red colocando un emocionante 3-3 en el marcador. Minuto 33 de la segunda parte.

Todos los espectadores estábamos entusiasmados por el espectáculo que nos estaban ofreciendo los jugadores en el magnífico césped de “La Malaitxa”. La cuerda no se les acababa y, jugando con los cambios, los entrenadores lograron mantener la intensidad en cada una de las acciones que se seguían sucediendo sobre el campo.

Cuando parecía que el partido iba a terminar en tablas apareció, poderoso, el medio centro visitante Rubén, quien robando un balón en la medular fue desbordando por velocidad a los defensores hasta traspasar el borde del área grande local y colocar un disparo cruzado por el que José Manuel no pudo hacer nada que no fuera mirar como la red alojaba el balón en sus entrañas. Minuto 39 y 3-4 para los visitantes.

Al fin el árbitro del momento, también fueron turnándose, decidió poner fin a este extraordinario encuentro donde los “Dalton-Nuevas Dimensiones” se alzaron con la victoria.

Como hemos recordado a lo largo de este resumen, hemos tenido el placer de presenciar un encuentro jugado, como dirían los comentaristas deportivos, “de poder a poder”, las únicas faltas cometidas casi siempre fueron debidas al cansancio, y en ningún momento la rivalidad sobrepasó el ardor deportivo.

Podía haber ganado cualquiera, todos los jugadores estuvieron a un gran nivel de juego, siendo muy difícil poder destacar a ninguno de ellos, menos mal que no estaba prevista coronar el MVP del encuentro ya que hubiera sido muy difícil.

Hacía muchos años que no se enfrentaban estos “amigos de la fiestas y enemigos deportivos”, y el resultado ha sido muy superior esperado. Lástima que terminara tan tarde y no se terminara la sesión con unas buenas cervezas en el bar del recinto, de verdad que lo hubiéramos agradecido.

Espacio Cultural y Deportivo José Soler, patrocinador de “Los Dalton-Nuevas Dimensiones”, entregó a los “Veteranos de Gilet” un llavero de recuerdo de este partido con el escudo de “Nuevas Dimensiones”

Despedimos esta crónica deseando que no tengan que pasar tantos años para poder disfrutar de estas actividades lúdicas que tanto nos hacen disfrutar.

¡Hasta pronto amigos!

🤞 Suscríbete a nuestro boletín

¡No hacemos spam! Más información en nuestra política de privacidad

Comaprte el artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos: